Higiene y salud

Los mitos más comunes sobre el lavado de manos

¿Cuáles son sus hábitos en el lavado de manos?, Gurú Casa y Hogar

Con frecuencia suelen tenerse ideas sobre la manera ideal de lavarse las manos. Pero ¿cuáles son esos mitos en los que comúnmente creemos? Aquí desmentimos algunos de estos.

En algún momento hemos escuchado que entre más espuma hagamos con el jabón más bacterias se van a eliminar de nuestras manos, o entre más fuerte frotemos nuestras manos más limpias quedarán. Estos son solo algunos de los mitos que se tienen acerca del lavado de las manos, situación de especial atención, por ejemplo, cuando tenemos niños en casa.

Sin embargo, vale la pena conocer cuáles son esos hábitos que no son del todo efectivos y que suelen realizarse a la hora de hacer el lavado de manos. 

Cuidar de la técnica del lavado de manos y la frecuencia en el día evitará enfermedades, Gurú Casa y Hogar

Mito 1: El agua caliente elimina más bacterias

Si bien es cierto que hay bacterias que sobreviven a bajas o altas temperaturas, lavarse las manos con agua caliente no es suficiente ni eficaz para acabar con todos los microbios de las manos. Es decir, tendríamos que lavarnos las manos con agua hirviendo pero, lógicamente, sería bastante peligroso. 

En Florida, Estados Unidos, se ha llevado a cabo una investigación que determinó que lavarse las manos con agua fría o caliente, entre los 4,4ºC y los 50ºC, eliminaba una cantidad equivalente de bacterias. 

Mito 2: El líquido antibacterial es mejor que el jabón

Estudios recientes revelaron que el uno de los principales componentes de este líquido, el triclosán, generaba un efecto de resistencia en las bacterias, provocando que estas se hicieran inmunes ante el efecto antibacteriano. De hecho algunos de estos líquidos antibacteriales no tienen ningún efecto de eliminación de bacterias en las manos. 

Un dato curioso al respecto: en la Unión Europea y Estados Unidos ha prohibido la comercialización de algunos de estos productos.

Mito 3: Es necesario secarse las manos después de lavarlas

El contacto con otras superficies u objetos luego de lavarse las manos hace que contraigamos bacterias más rápido, ya que el agua es un buen transporte para estos microorganismos. Si resulta algo incómodo dejarse las manos mojadas se puede recurrir a las toallitas desechables que estén o que estén en un empaque. 

Este mito abre paso a otra creencia de la que aún existe gran debate y sobre el cual aún no se sabe a ciencia cierta cuál es la mejor opción para el secado de las manos. 

Mito 4: Qué es mejor ¿secador o las toallas de papel?

Sobre los secadores de manos se ha escuchado que propagan las bacterias y gérmenes con rapidez y en un alcance mayor. Aunque estos aparatos han venido mejorando en su tecnología no está demostrado científicamente si el uso de los secadores sea lo más óptimo.

Por ahora, para un buen lavado de manos recurramos al jabón y el agua, y las técnicas enguaje entre los dedos, debajo de las uñas y la palmas de las manos. Usted ¿cómo hace su lavado de manos?

Fuente: BBC Mundo 


logo gurucasa y hogar

Te ayuda a mejorar esos espacios que amas

  • COMPARTIR
VER TODOS